El último fin de semana se celebró Pentecostes, aca te dejamos algo de informacion para que entiendas un poco mas de que se trate esta celebracion Religiosa.

¿Qué significa?
Pentecostés (del griego pentekosté (heméra) “el quincuagésimo día”) describe la fiesta del quincuagésimo día después de la Pascua (Domingo de Resurrección) y que pone término al tiempo pascual. Es decir, se celebra 50 días después de la Pascua.
Durante Pentecostés se celebra el descenso del Espíritu Santo y el inicio de la actividad de la Iglesia, por ello también se le conoce como la celebración del Espíritu Santo. En la liturgia católica es la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad.
 
 
¿Cuál era la situación en los tiempos de los apóstoles?
Tenemos que tener en cuenta que los apóstoles al fin y al cabo eran hombres, que si bien creían que Jesús era el Mesías, en realidad esperaban a un rey revolucionario y poderoso desde un punto de vista más político. No esperaban realmente o no llegaban a entender del todo, aunque Jesús se los dijera más de una vez, que Él se fuera, que muriera como un delincuente de la manera más humillante en manos de los romanos y que esa fuera su misión, redimirnos con su muerte.
Jesús muere y los discípulos quedan solos. Toda la seguridad que sentían al lado de Jesús empieza a flaquear. Los romanos los persiguen y ellos se esconden. Se reúnen en casas a puertas cerradas. Tanto dudan que les cuesta creer cuando las mujeres les cuentan que Jesús no estaba en su tumba y que había resucitado. Tomás no lo cree aún cuando el resto lo había visto. Se sienten solos y con miedo porque Jesús les prometió que “…yo estaré con ustedes, todos los días hasta el fin del mundo“.
Entonces Jesús se aparece nuevamente entre ellos, sopla y el Espíritu Santo los llena. A partir de ahí, reciben sus dones y se fortalecen, y salen al mundo hablando diferentes lenguas para anunciar a todos la buena noticia.
 
Unos “conceptos” más…
Se considera que es el Espíritu Santo quien mantiene la Iglesia unida y quien inspira al Papa y a los cardenales al elegirlo. Todo lo que la Iglesia anuncia, testimonia y celebra es siempre gracias al Espíritu Santo.
El Espíritu Santo forma parte de la Santísima Trinidad, es decir, al igual que Jesús, es una “cara” distinta de Dios.
Nosotros recibimos el Espíritu Santo cuando nos bautizamos y de una manera más especial cuando realizamos el sacramento de la Confirmación.

¿Cuáles son los dones del Espíritu Santo?

Sabiduría: nos comunica el gusto por las cosas de Dios.

Ciencia: nos enseña a darle a las cosas terrenas su verdadero valor.

Consejo: nos ayuda a resolver con criterios cristianos los conflictos de la vida.

Piedad: nos enseña a relacionarnos con Dios como nuestro Padre y con nuestros hermanos.

Temor de Dios: nos impulsa a apartarnos de cualquier cosa que pueda ofender a Dios.

Entendimiento: nos da un conocimiento más profundo de las verdades de la fe.

Fortaleza: despierta en nosotros la audacia que nos impulsa al apostolado y nos ayuda a superar el miedo de defender los derechos de Dios y de los demás.

¿Cómo se representa al Espíritu Santo?

El Agua: El simbolismo del agua es significativo de la acción del Espíritu Santo en el Bautismo, ya que el agua se convierte en el signo sacramental del nuevo nacimiento.

La Unción: Simboliza la fuerza. La unción con el óleo es sinónima del Espíritu Santo. En el sacramento de la Confirmación se unge al confirmado para prepararlo a ser testigo de Cristo.

El Fuego: Simboliza la energía transformadora de los actos del Espíritu.

La Nube y la Luz: Símbolos inseparables en las manifestaciones del Espíritu Santo. Así desciende sobre la Virgen María para “cubrirla con su sombra”. En el Monte Tabor, en la Transfiguración, el día de la Ascensión; aparece una sombra y una nube.

El Sello: Es un símbolo cercano al de la unción. Indica el carácter indeleble de la unción del Espíritu en los sacramentos y hablan de la consagración del cristiano.

La Mano: Mediante la imposición de manos los Apóstoles y ahora los Obispos, trasmiten el “don del Espíritu”.

La Paloma: En el Bautismo de Jesús, el Espíritu Santo aparece en forma de paloma y se posa sobre Él.

Esperemos que les hay servido.

 

Siempre Listos!

Jefatura Caminante

Anuncios