El ultimo 19 de julio se celebró una vez más el “Día del Pequeño Gran Gesto”, una invitación para cada uno de nosotros a realizar un acto solidario concreto. Cualquiera, el que cada uno elija.

Bajo el lema “Dibujá una sonrisa”, esta cruzada busca que cada uno, a su libre elección, se comprometa con la misión de hacer algo por la comunidad, por el prójimo, por los demás, por quien lo necesita, a través de una ayuda específica o espiritual, cambiándole de alguna manera su día y quizás también su vida.

El 19 de julio de otros años, miles de “pequeños grandes gestos” se realizaron en diferentes lugares del mundo: en un colegio de Caballito, los alumnos de 3° grado juntaron ropa para los chicos de una escuelita de Misiones, de quienes también se hicieron amigos por carta. En Holanda, una mujer que cumplía años invitó a sus amigos a realizar pequeñas donaciones a fundaciones en lugar de los tradicionales regalos. En Santa Cruz, un grupo de vecinos se reunió para limpiar entre todos una playa. Dos amantes de la naturaleza fueron a dar una charla sobre el tema a un hogar de ancianos, compartiendo con ellos una alegre e inolvidable tarde. Una vecina cocinó toda la mañana para luego llevar sus exquisiteces a un centro comunitario. En Estados Unidos, una familia decidió plantar un árbol. Unos hermanitos se encargaron de elegir algunos de sus tantos juguetes para compartir con otros chiquitos que casi no tenían. Estos son sólo algunos de los tantos pequeños gestos realizados para celebrar este día, donde todos estamos invitados a dibujar una sonrisa en alguien más.

La razón de esta iniciativa es que justamente son estos pequeños gestos los que hacen grande a una persona. A veces por distintas causas, incluso la misma inmersión laboral, relegamos tiempo a la posibilidad de realizar alguna actividad solidaria concreta. Elegir un día determinado para proponernos hacer algo por los demás permite planificar la tarea, enfocarnos en la necesidad y poner manos a la obra. El resultado, sin dudas, será encontrar al día siguiente un mundo un poquito mejor. Y nosotros habremos colaborado para ello (y hasta habremos ganado nuevos amigos para el 20 de julio).

Las personas, empresas e instituciones que quieran sumarse a esta cruzada, pueden obtener más información o dejar sus comentarios en http://www.dibujaunasonrisa.org, donde ya se han registrado más de 30 instituciones y cerca de 900 personas comprometiéndose de este modo a participar de la cruzada.

Estamos convencidos de que si asumimos este compromiso con firmeza, responsabilidad, permanencia y verdadero espíritu solidario, la primera sonrisa que vamos a dibujar es la de nosotros mismos.

“Hagámoslo. Ese pequeño gesto hará que mañana el mundo sea un poquito mejor”.  (E.G. 19 de julio de 1933)

Mas alla de que el día ya paso, es un buen motivo para que cada uno de nosotros haga un pequeño gesto solidario.

Tenelo en cuenta.

Siempre Listos

Jefatura Caminante

Anuncios